Ayuda a la investigación

La palabra investigar viene del latín investigare, que, a su vez, deriva de vestigium que significa huella, pista. Así, investigar es lo mismo que "ir en busca de una huella o pista". 

Lo que más nos gustaría ahora es que alguien encuentre la pista que conduzca a una vacuna o a un tratamiento contra la COVID 19. Es la investigación la que conseguirá que volvamos a la normalidad de antes de la pandemia, a la que todos queremos volver.

Además, la investigación es un campo fundamental para el desarrollo de una sociedad. Con la crisis de la pandemia por la COVID 19, se ha hecho más evidente que nunca que en España dedicamos pocos recursos a la investigación. De hecho, la mayor parte del dinero que se destina en España a la investigación, viene de Europa. En los años que van desde la crisis del 2008 hasta 2017, la inversión en ciencia, tecnología e innovación, desciende, aunque a partir de 2017 se observa una ligera tendencia a crecer.

En 2017 la inversión media a nivel mundial en I+D+i fue de un 2,21% del PIB, en España solo un 1,2%, poco más de la mitad. De los 27 países de la UE, España ocupa el 16º lugar. Por debajo solo están: Croacia, Chipre, Bulgaria, Eslovaquia, Grecia, Irlanda, Letonia, Lituania, Malta, Polonia y Rumanía.


Según un informe de la Fundación Ciencia y Desarrollo, "es preocupante el descenso en los últimos quinquenios de la excelencia científica liderada por españoles, sobre todo porque la colaboración científica internacional también está descendiendo. Estas tendencias coinciden con un fuerte descenso de la inversión en I+D, tanto en gastos brutos como en porcentaje del PIB y en recursos humanos, especialmente acusado desde el quinquenio 2009-2013 y posteriores." 

Nos gustaría conseguir que España llegara a destinar, por lo menos, el 2,2% del PIB (la media mundial) a I+D+i, y dar oportunidades en España a los perfiles que vocacionalmente se quieren dedicar a la investigación. Sin investigación, no hay innovación y sin innovación, no hay crecimiento.

En España tenemos buenos investigadores ¿por qué no ayudar a que puedan hacer su trabajo?

Por todo esto creamos PEPINES (la Plataforma de Personas Para la Investigación en España). Nuestra intención es desarrollar acciones para recaudar fondos para la investigación. COVISETAS es nuestro primer proyecto. Esperamos que haya más.

¿QUÉ APOYA EL PROYECTO COVISETAS?

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha puesto en marcha una Plataforma Temática Interdisciplinar (PTI) denominada Salud Global/Global Health, en la que colaboran más de 200 grupos de investigación de diferentes especialidades, para abordar los retos que plantea la epidemia del coronavirus desde el punto de vista de la Ciencia, con el objetivo de plantear soluciones a corto, medio y sobre todo largo plazo.

Una de las claves de esta PTI Salud Global es contar con una visión global que permita enlazar todos los aspectos de la pandemia:  origen, prevención, enfermedad, medidas de contención, tratamiento, impacto social, y por último necesidad de comunicación a la sociedad, en particular en educación. También incluye cuatro grupos de trabajo transversales: innovación, fuentes de información, datos y aplicaciones de inteligencia artificial y coordinación autonómica.

Investigadores del CSIC utilizarán las herramientas CRISPR para destruir el genoma de la Covid-19

Un proyecto busca usar las novedosas ‘tijeras’ programables de edición genética para cortar el genoma ARN del SARS-Cov-2 sin alterar el resto de la célula infectada.

Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) lidera un proyecto para emplear la herramienta de edición genética CRISPR con el objetivo de destruir el genoma ARN del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la pandemia de Covid-19. “Se trata de usar las ‘tijeras’ moleculares CRISPR para atacar directamente al corazón del coronavirus, a su genoma de ARN, para destruirlo. Y además se trata de hacerlo limpiamente, sin importunar ninguna otra de las moléculas de ARN que hay en la célula y que necesita para seguir funcionando”, explica el genetista Lluis Montoliu, del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC).